¿En qué se parece el perezoso a la puerta?

Proverbios 26:14 ¿En qué se parece el perezoso a la puerta? ¡En que los dos se mueven, pero ninguno avanza!

Para tomar un proyecto de vida y poderlo ver finalizado con éxito, debemos de dar algo de nosotros mismos.

Dice un pensamiento: «El éxito no llega, el éxito se construye»

El exito no llega a quienes pasan más horas durmiendo a veces tendremos que desvelarnos a las altas horas de la noche para alcanzar la meta, sueño o expectativa que deseamos alcanzar.

Dios se agrada por aquellos se preparan, ya sea academicamente o preparándose en la área que Dios le ha dado el ministerio.

Sin pretextos! el que sabe tener metas claras y tiene determinación es cuestión de tiempo para poder el resultado de tanto empeño y motivación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *