Porque si llego a ser rico tal vez me olvide de ti y hasta me atreva a decir que no te conozco

Proverbios 30:9 Porque si llego a ser rico tal vez me olvide de ti y hasta me atreva a decir que no te conozco. Y si vivo en la pobreza, puedo llegar a robar y así ponerte en vergüenza.

La vida del ser humano es aveces muy complicada cuando no existe un equilibrio en aquellas cosas buenas y malas que hay, por ejemplo podemos poner de ejemplo los defectos vs los virtudes que todos tenemos.

Tener una vida equilibrada es dominar todo aquello que nos hacen daño y que no obtenemos nada de provecho para desarrollarnos como personas en la sociedad.

Vivir una vida integra delante de los ojos de Dios y el mundo no es fácil pero no significa que sea imposible.

Poniendo un ejemplo para ser más claros para lo que queremos decir, supongamos que no tenemos nada de bienes y riquezas en la vida y al tenerlos nos olvidamos de todos y hasta de Dios, lo que nosotros recibimos como «bendición» nos hizo que nos alejáramos de Dios o incluso olvidarnos, es precisamente de lo que habla este proverbio de la Biblia.

Tampoco por necesitar lo que nos hace falta lleguemos a cometer hechos incorrectos.

Debemos tener un equilibrio para todas las etapas de la vida de la vida que Dios nos permita vivir y quiera Dios que nos permita madurar mientras esos momentos no llegan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *